Entusiasta, disfrutona...

                              curiosa incansable...

  A los 33 años experimento una profunda crisis personal, se produce un punto de inflexión y comienzo a percibir en mi interior que hay algo más que mi cuerpo, mi mente, mis emociones y mis sentimientos. Mi conciencia se expande, sin lugar a dudas a otra dimensión de mí más Elevada y Evolucionada.

  Así, en busca de alivio a una condición física que me tiene desesperada y después de visitar a varios terapeutas (tanto de la medicina alopática como naturista) sin éxito en los tratamientos, me encuentro con la kinesiología.

  En este momento desconozco todo lo relacionado con las terapias de sanación amables y naturales.

  Entonces acudo a un centro terapéutico naturista. La profesional, utiliza la kinesiología y mantiene una conversación con Todo Mi Ser a través de un código corporal (cogiendome suavemente los brazos); entiendo que se comunica con mi subconsciente por lo que me comenta. Esto me sorprende gratamente y me quedo con "sed" de conocer más sobre esta modalidad.

  “Kinesiología” ..., la palabra me enamora, me suena tan bonita ...

  A partir de aquí, comienzo a interesarme más y más por "sumergirme" en este Apasionante "mundo". La "Magia" entonces toma la "batuta" y todo fluye para que este sueño se haga realidad.

  En poco tiempo comienzo a Formarme como Kinesióloga con Grandes Profesionales de diferentes partes del mundo.


  A mí en particular al conocerla me cambia la vida en muchísimos aspectos!!. A nivel físico me aporta bienestar (pues mi cuerpo ya no siente tantos dolores, y van a menos), energía, vitalidad ..., me encuentro mucho mejor a mis 42 años que a mis 20 !!!. Ya no me identifico tanto con mis pensamientos y emociones y puedo observarlos en la distancia, desde otro nivel más Elevado de conciencia, lo que implica que sea capaz de gestionar las diferentes situaciones de mi vida con mayor serenidad e inteligencia práctica; esto obviamente me genera un gran bienestar y mucha más salud. En general, mi vida mejora muchísimo y sigue mejorando cada día desde que conozco la Kinesiología y la practico!!.

  Otra de las cosas que me apasiona de esta manera de intervenir, es que se trabajar con las personas y  no sobre ellas,  con Seres autónomos en los que se reconoce su  Poder y na Sabiduría innata  para gestionar su propia Salud y Bienestar, Crecer y Evolucionar.

  Este trabajo además siempre se hace desde el respeto total , solicitando permiso; nadie acceda a donde la / el consultor no quiera, pues quizás aún no esté preparado y el sistema requerirá más tiempo para abordar temas específicos .

 Actualmente sigo formándome con el objetivo de aprender cada día más y más y ofrecer el mejor servicio a las personas que acuden a mi consulta para poder serles útil, que es mi mayor propósito. 

Con todo mi Cariño,

Beatriz

Formación académica