Habilidades para el cambio

  Habilidades para el cambio es una modalidad de trabajo dentro de la línea del comportamiento y las relaciones humanas. Lo que busca y encuentra es la integración entre cuerpo, mente y espíritu.

  Halla la integración necesaria entre estas áreas para conseguir la seguridad necesaria para generar los cambios que mejoren nuestra vida. De este modo, podremos influir positivamente también en las vidas de l@s que nos rodean y amamos y así transformar este planeta en un mundo más sano, armonioso y feliz.

  Tener una mejor vida implica el hecho de poder elegir libremente.

  Muchas veces pensamos que elegimos libremente, aunque tenemos que tener muy en cuenta que muchas de las elecciones que tomamos en el presente están influenciadas por nuestras experiencias del pasado y así vamos conformado nuestro futuro, bastante  condicionado por este pasado, por cierto.

  Lo que hacemos con este trabajo es liberar traumas o experiencias limitantes  (sobre todo procedentes de nuestra infancia) , conscientes o no,  y reforzamos los aspectos de imágenes positivas para que nos sea posible elegir sin el condicionamiento de las experiencias pasadas. Esto es, recuperamos la elección para construir la vida que realmente deseamos tener.

  Uno de los aspectos que se comprueban son  el nivel de dificultad y la capacidad de utilizar los recursos de la persona en ese momento para conseguir su objetivo (antes y después de la sesión, para observar el cambio positivo).

  La herramienta clave en este sistema de trabajo es "La secuencia emocional del comportamiento". Se trata de una guía muy poderosa para identificar con prioridad (a través del test muscular) pautas de comportamiento de la persona que le pueden mantener separada de su estado de conexión con su verdadero Ser. Estas emociones y sentimientos pueden pertenecer al consciente, al subconsciente o a la memoria celular o cuerpo.

  Las visualizaciones a través de la imaginación creativa forman también un papel esencial en este proceso, especialmente si la/el consultante se enfrenta a recuerdos y emociones dolorosas que ha suprimido durante años.

  Si es preciso, realizamos una recesión de edad al momento concreto del pasado para la liberación de estrés. Eso nos lo comunicará el mismo cuerpo a través del test muscular.