Más sobre el estrés

 Hola amig@s!

  Después de  mucho tiempo sin aparecer por aquí, hoy os vengo a hablar un poquito más a cerca del estrés.

   Por lo que le suelo escuchar a la gente en mi vida cotidiana, he llegado a la conclusión de que no se entiende del todo lo que es el estrés verdaderamente.

  En primer lugar, es importante diferenciar entre lo que es el estrés y el distrés.

  Una cantidad adecuada de estrés es necesaria para la vida, nos mueve la energía a todos sus niveles, nos impulsa a la acción del día a día, a iniciar proyectos, alcanzar objetivos, etc. El distrés, sin embargo, es una cantidad de estrés que hace que perdamos en un momento dado el equilibrio dinámico de nuestro cuerpo-mente. Por lo tanto se verán dañadas nuestras funciones fisiológicas, tanto a nivel físico, como a nivel energético. 

  Vamos pues a centrarnos ahora en el distrés. Este estado se encuentra íntimamente relacionado con un estado de supervivencia de lucha/húida/parálisis. Hay situaciones en las que realmente podemos encontrarnos en peligro, por ejemplo, si vamos a cruzar la carretera por el paso de cebra y de repente de "la nada" aparece un coche a toda velocidad. Nuestro sentido de supervivencia va a hacer que nos apartemos de manera inmediata (en principio) precisamente para salvar la vida. Automáticamente nuestro sistema simpático envía sangre a las extremidades y aceleran el metabolismo, preparados para huir, luchar o paralizarnos (todo a la vez)!!!.

  El conflicto es que normalmente vivimos de esta manera en lo cotidiano, es decir, que de forma consciente o inconsciente estamos en actitud de defensa, sin motivo real aparente. Este estado básico de supervivencia está en nuestra memoria celular, pues nuestros antepasados de las cavernas tuvieron que huir de depredadores en muchísimas ocasiones. 

  La gente entiende estrés como el no llegara tiempo, no disponer de tiempo, el nerviosismo..etc. Esto no es necesariamente así. Podemos ver a alguien que va y viene rápidamente para aquí y para allá y pensar que está estresado (con distrés) y a lo mejor no se encuentra en estado de supervivencia exagerado (casi siempre lo estamos de alguna manera, en mayor o menor grado), simplemente está activo en ese momento (o es una persona activa en general). También nos puede parecer que una persona está o es muy calmada y serena y en cambio por dentro no es capaz de resolver conflictos en su vida y el cuerpo-mente está compensando un estrés severo y por lo tanto, en gran desequilibrio.

  Mi visión en este sentido es que todos o casi todos (por no ser categórica) los problemas de salud son fruto del distrés  no liberado durante mucho tiempo, años! (o estrés llamado coloquialmente) y que por lo tanto, se ha acumulado.

 Otro ejemplo muy diferente y relacionado con el distrés sería:

 Imaginad que tengo 4 años de edad y están sucediendo cosas a mi alrededor a las que no me adapto (a nivel consiente o inconsciente). Por ejemplo si me dice mi abuela que le de un beso y yo no quiero, y ella me responde..."pues si no me das un beso ya no te quiero".  Automáticamente esto a mi me hace sentir culpable, no válida, en peligro, etc. Entonces, mi sistema entra en estrés (distrés) de manera instantánea. Como esto me parece muy doloroso y no cuento con los recursos necesarios para procesarlo y gestionarlo eficazmente (¡¡¡tengo 4 años!!!), para defenderme (porque necesito que me amen , protejan, acepten...) lo entierro en mi inconsciente para no morir (literalmente así lo siento). Todo esto sucede muy rápidamente. Este estrés queda ahí como una impronta sin resolverse, y como el impacto emocional ha sido tan grande, pues en otras situaciones de mi vida del futuro me desenvolveré  en las situaciones condicionada por esta experiencia de dolor (normalmente de manera inconsciente), por ejemplo siendo muy maja y dando besos a la gente aunque realmente yo no quiera, para que me acepten y aprueben (tenga yo la edad que tenga, si no lo libero). Aunque en cada persona puede ser una respuesta diferente. Podría pasar también que me haga una arisca y que no quiera ni tocar a nadie. En cualquiera de los dos casos no sería yo verdaderamente, sino que estaría anclada en un extremo, en una polaridad, condicionada por esa experiencia estresante del pasado.

  Es decir, el estrés (distrés) se da cuando el sistema pierde su homeostasis, esto es dicho de manera muy básica, su capacidad de volver a su equilibrio dinámico interno.

  A través de la Kinesiología podemos liberar ese distrés acumulado tomando consciencia  de lo que podemos cambiar para sentirnos mucho mejor y en definitiva vivir más Felices, que finalmente es lo que tod@s queremos. ¿Hay alguien por ahí que no quiere ser Feliz?, honestamente pienso que tod@s lo queremos ser.

 Ojalá que se haya comprendido un poquito mejor lo que es el estrés.

 Hasta la próxima!,

Beatriz

Acerca de Beatriz Campanón

Mi nombre es Beatriz y soy Profesional Especializada en Kinesiología Energética. En mi labor diaria, acompaño a toda persona que Desee Evolucionar y Mejorar su vida. Los resultados que las personas van obteniendo al Recorrer el Camino de la Transformación son Profundamente Sanadores, Reveladores y Maravillosos ❤

Leave a Comment: