La Salud del cuerpo

 La salud del cuerpo


  El cuerpo físico del ser humano es su parte más densa; es lo que podemos ver con nuestros ojos, tocar, oler.... Es muy importante que lo cuidemos, pues depende en gran parte de él que podamos desempeñar las acciones y funciones de la vida cotidiana en condiciones adecuadas.

  Hay muchas maneras de cuidar nuestro cuerpo para de esta forma gozar de buena salud física.

  Señales de que nuestro cuerpo físico está saludable son por ejemplo, mantenernos vitales (en general), sin dolores físicos (generalmente), sentirnos con buen humor, entusiasmo, liger@s, etc.

  Cada un@ de nosotr@s podemos hacer mucho por mantener un cuerpo saludable y en condiciones óptimas.

  Tenemos que tener muy en cuenta que para mantener una buena salud a nivel físico no hace falta que nos "matemos" haciendo deporte (en algunos casos literalmente, por desgracia). Hoy en día, en Occidente hay una corriente muy excendida que cree que sí, y nada más lejos de la realidad. Con realizar un deporte o ejercicio moderado, el cuerpo ya se pone feliz y contento; movemos nuestra energía y el sistema linfático se drena de toxinas y el sistema inmunitario aumenta, entre otros grandes beneficios.

  Otra buena manera de cuidar nuestro cuerpo es a través de una alimentación saludable. Esto no quiere decir que de vez en cuando no podamos darnos caprichos de comida procesada y refinada. Una clave para mantener una alimentación saludable, por ejemplo, puede ser comer 5 o 6 días a la semana alimentos sanos y 1 o 2 días en semana, estos alimentos sanos además de algún capricho que, aunque en principio no sea saludable, nos aporte placer, ya que la comida está muy vinculada con el mundo emocional. Ya está demostrado científicamente (a través de diferentes Investigaciones) que la rigidez en cuanto a la alimentación, no es algo que genere salud y se está viendo en casos concretos. Como yo suelo decir, "lo rígido rompe". Si nos encanta el sabor dulce, también  podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad  e imaginación y prepararnos "postres" saludables y también tener al alcance de nuestra mano de manera fácil alimentos que ya son dulces por naturaleza como la fruta, algunos tubérculos, cereales integrales, etc. Endulzantes recomendables (con moderación) son, la miel cruda, las melazas de cereales, la estiva, etc. Todo esto siempre que no haya una patología específica que atender, claro está.

  El beber agua es muy importante para mantener una buena hidratación y nutrición, aunque es básico mantener unos niveles de estrés adecuados para que el cuerpo no se deshidrate, pues el mantenernos en estado de supervivencia constante (que  así "vivimos" habitualmente), nos deshidrata enormemente y nos roba minerales y nutrientes esenciales para mantenernos con Salud. Hay expertos que aconsejan beber dos litros de agua; desde mi punto de vista esto depende mucho de la persona. Se escucha últimamente también sobre lo maravillosa que es el agua de mar, y que el agua "normal" deshidrata. En mi experiencia con mi propio cuerpo y con las personas que vienen a mi consulta,  no es cierto que el agua "normal" deshidrate. Lo que sí es muy importante es beber un agua filtrada de calidad, alcalina y sin metales pesados. Hoy en día en el mercado hay muchas opciones de filtrado de agua, desde las más asequibles (jarras) a aparatos más sofisticados y caros.

Caminar descalz@s en la naturaleza nos recarga de energía y vitalidad y tomar el sol (siempre que se posible) sin protección solar en el cuerpo durante 20 minutos o media hora, a primera horas de la mañana y a últimas horas de la tarde(dependiendo lógicamente de la estación del año), también nos llena de energía vital, y por lo tanto de salud.

  Hay un Recurso Muy Poderoso que es gratis y siempre llevamos con nosotros, y que sin él no podríamos vivir, ¡literalmente!. ¿Cuál es esta Maravilla que la Creación nos ha Regalado?, ¡la respiración!. Cuando nacemos y los primeros años de nuestra vida, respiramos profundamente de manera natural. ¡El respirar conscientemente ya hace que todos nuestro procesos metabólicos se optimicen de forma Increíble!,¡equilibra la energía de nuestro cuerpo y muchísimos más beneficios!. Una respiración con el diafragma, por ejemplo, masajes nuestro hígado y vesícula biliar y  les ayuda a funcionar mucho mejor. La respiración abdominal nos relaja profundamente y nos ayuda mucho a Conectar con Nosotr@s Mism@s. Si un@ no está acostumbrad@ a respirar conscientemente, es muy  importante que al principio lo haga suavemente para evitar mareos o incluso desmayos.

  ¡Estas son algunas de los Maravillosos y Poderosos Recursos de los que disponemos para cuidar el "vehículo de nuestro espíritu"! :), ¡este es un Grandísimo Acto de Amor Hacia Nosotr@s Mism@s!! 😀

Un abrazo!,

Beatriz

  

Acerca de Beatriz Campanón

Mi nombre es Beatriz y soy Profesional Especializada en Kinesiología Energética. En mi labor diaria, acompaño a toda persona que Desee Evolucionar y Mejorar su vida. Los resultados que las personas van obteniendo al Recorrer el Camino de la Transformación son Profundamente Sanadores, Reveladores y Maravillosos ❤

Leave a Comment:

2 comments
Add Your Reply