Las tres etapas del estrés

El estrés afecta a todos los sistemas de nuestro organismo.

Hans Selye (fisiólogo y médico austrohúngaro, 1907-1982) realizó varios estudios en los que concluyó que el nivel de estrés y el tiempo en que lo mantenemos genera diferentes reacciones que las identificó en etapas.

  • Hay una primera etapa llamada de reacción de alarma.

En este nivel " se enciende un piloto", es una reacción automática y en principio "lógica", si sentimos que estamos en peligro. Se genera torpeza y falta de recursos para solventar la situación con inteligencia práctica. Físicamente los ojos se ponen vidriosos y fijos. Se da una respiración entrecortada y acelerada, aumento le la presión arterial y ritmo cardiaco. Sensación de tener un nudo en la garganta o en el estómago y angustia. La boca se seca con facilidad porque el cuerpo necesita líquido para poder hidratarse ante el estado de estrés, buscando desesperadamente la homeostasis (equilibrio en las funciones corporales). Todas estas reacciones son debidas a un exceso de secreción de adrenalina, una hormona que nos prepara para luchar o huir.

  •  La segunda etapa del estrés es la etapa de resistencia o mantenimiento.

Es la continuidad de la etapa anterior. En este nivel, si la exposición continuada al factor de estrés es compatible con la adaptación (se puede mantener este estrés), entonces se provoca una resistencia y se dan varias compensaciones en la función fisiológica. Las señales corporales características de la reacción de alarma (de la primera etapa), han desaparecido y la resistencia se eleva más de lo normal.  Nos mantenemos en un estado de estrés compensatorio. En este punto estamos robando energía de nuestro sistema de equilibrio dinámico (sistema parasimpático) porque este estado requiere de mucha energía, por lo que empezamos a sentirnos cansados, con síntomas físicos ...Durante esta etapa, el organismo secreta otras hormonas (los glucorticoides) que aumentan la glucosa que el organismo necesita para el óptimo funcionamiento del cerebro, los músculos y el corazón. Se mantiene un espacio en blanco por debajo de uno de los ojos.
A lo largo de esta etapa, las personas responden de diferentes maneras. algunas se movilizan para liberar este estrés y otras personas no le hacen caso y siguen con sus vidas sin modificar absolutamente nada o también evitando situación que puedan activarlo. Se da una mayor facilidad para sufrir accidentes. Indicado por estados de desequilibrio muscular sobre-facilitados y infra-inhibidos.

  • La tercera etapa del estrés es cuando ya entramos en supervivencia y agotamiento.

Después de una exposición prolongada al factor de estrés, al cual el cuerpo se había adaptado, llega un punto en el cual la energía de adaptación se agota. Las reservas físicas y psíquicas se agotan. Los signos de la Reacción de Alarma reaparecen, pero ahora, rápidamente, se vuelven irreversibles, y si se prolongan, el individuo puede llegar a enfermar gravemente y morir. Ambos ojos mantienen un espacio en blanco por debajo. Indicado por estados de desequilibrio muscular infra-facilitados y sobre-inhibidos. En este nivel se provocan accidentes.

Un gran recurso para evitar o amortiguar estos estados de estrés es conseguir la integración de los dos hemisferios cerebrales, es decir, conseguir que puedan "llevarse bien" y trabajar juntos de manera armoniosa. 

Cómo recuperar la integración hemisférica

Así como trabajamos para liberar el estrés, recuperamos la integración hemisférica y eso aumenta los recursos para afrontar las situaciones que nos generan estrés.

¡Uno de los Grandísimos, Poderosísimos y muy Sencillos  recursos que existen para conseguir la integración hemisférica cerebral son los ejercicios de marcha cruzada!!. Se realizan cruzando la línea media (como en el dibujo) y sin cruzarla, alternando ambos; siempre moviendo las partes opuestas del cuerpo al mismo tiempo y finalizando con ejercicios que crucen la línea media.

Integración hemisférica

Mejora el rendimiento, pues aumenta la capacidad de memoria, de concentración, de expresión, de atención adecuada, comprensión y aprendizaje. Aumenta la autoestima gracias al rendimiento mejorado y la claridad mental que proporciona. Reduce el estrés, libera los bloqueos y genera un enfoque positivo para crear la vida que realmente deseamos.

Un abrazo!,

Beatriz




Acerca de Beatriz Campanón

Mi nombre es Beatriz y soy Profesional Especializada en Kinesiología Energética. En mi labor diaria, acompaño a toda persona que Desee Evolucionar y Mejorar su vida. Los resultados que las personas van obteniendo al Recorrer el Camino de la Transformación son Profundamente Sanadores, Reveladores y Maravillosos ❤

Leave a Comment:

1 comment
Add Your Reply